lunes, 9 de julio de 2007

*+La Etiquetada+*

Ese niño de mi clase que he visto pocas veces por ahí solo, distraido, pegado a su ipod, estaba hoy sentado en un banco frente al salón esperando que llegara la profesora, con un libro en la mano al pasar por su lado y solo por curiosidad voltee a ver el titulo del libro, leía demian de Herman Hesse, pensé en preguntarle pues Lobo estepario es mi favorito de ese autor, pero no, tal vez le molestaria ser interrumpido y pues nunca antes hemos hablado en fin yo seguí mi camino.

De regreso fui a donde estaba un grupo del salón y sentándome al lado de ellos comienzo a escuchar la conversión con ánimos de participar, empezaron hablando de la típica cerebrito que todo lo sabe y que todo lo estudia, pasaron después por el Don Juan y la que tiene el mejor cirujano, siguieron por el de los chistes malos, continuaron con los "feos" y terminaron con el "come gato", donde yo pregunte ¿quien es el come gato que no lo he visto? todos señalaron al niño que leía y dijeron ese, el de allá, el que se viste de negro todos los días, el que no se baña, no se cepilla los dientes y escucha música de locos, seguido a este cementerios pregunte...¿como saben que no se bañan? a lo que respondieron, no vas a saber tu, los come gatos son así.

No se porque motivo este comentario hirió mi suceptibilidad, después de pasar por tanto me siguen molestando las etiquetas, me sigue fastidiando el hecho de que no saben si el tipo esta escuchando a Don Omar, a sin bandera, a Simón Diaz o a dream theater, que el puede estar leyendo Paulo Cohelo o Criptonomicom y para ellos sera igual y que por usar converse vestirse de negro y tener una calavera es su cuaderno no significa que no se bañe, me vi en su espejo y simplemente abandone la conversión.

Dos de ellas después de clase me preguntaron que me había molestado, porque me había ido, a lo que respondí que Yo fui en algún momento de mi vida a la que señalaron de no bañarse y ni escuchaba black metal en si, también me señalaron de marihuanera por tener el tributo a bob marley y de "plagiar a rebelde" cuando me pinte el cabello de morado, yo he estado en un banco alejada de todos con un libro y mi música, por eso, por preferir estar sola que terminar siendo yo la que le pone el sello en la frente a la gente de lo que son o no, de lo que deben o no hacer y de si esta bien o mal su manera de ser.

No se si sera egoísmo pero no me importa a quien opero el cirujano de las misses, ni cuantas novias tiene el catire ojos azules de la 4runner, no me interesa si el chamo es come gato o no, lo único que me importa es lo que tenga que ver conmigo porque ya me canse de discutir con la gente para que piensen un poquito antes de decir las cosas y que los errores mas grandes se cometen por generalizar y por emitir juicios a priori, me canse de las conversaciones superbulas y no es que yo hable de cosas muy profundas pero, ¿Pueden dejar de hablar de que París ya esta libre o de la novela de las 9?.

Estoy de acuerdo de que hay que aceptar la diversidad social, cada quien tiene su punto de vista y su manera de matar sus piojos pero ¿Se puede tolerar tanto señalamiento?

Tanto "deber ser" junto me dio alergia y dolor de cabeza pues yo nunca
e sido perfecta en ningún sentido, siempre he sido orgullosamente la oveja negra, a la que expulsaron del colegio de monjas por "no creer en Dios" y la que leía partituras de piano en el recreo para ir a clase a las 2pm.

Mañana vestida de cualquier color y con algún libro en la mano, seré yo la señalada por los comentarios antes emitidos y asumiendo mi responsabilidad absoluta de ellos volveré a ser lo que siempre he sido LA ETIQUETADA!

3 comentarios:

Si es para un regaño no estoy dijo...

Y lo mejor del cuento es que todos quieren ser "auténticos" y eso no se logra hablando... no!, claramente no!, eso se logra es con la actitud, con lo que uno hace y no con lo que uno dice.
Lo malo es que la historia nos dice que esos seres auténticos tienden a cambiar y terminan "adaptandose" a los "normales" (como respetuosamente te digo que lo hiciste tu).

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Welcome to my world... asi me dicen en la oficina "comegato" y yo que soy más fresa jajaja!

Jeanfreddy dijo...

Muchos hemos vivido este tipo de historias, desde haber sido los más rechazados hasta haber asumido una actitud aún más incomprensible para el común de la gente. La tolerancia creo que pasa incluso por aceptar a los intolerantes, pero sólo esperamos leer otro post de la historia al hablarle al chico que seguramente agradeceré el interés y la conversación. Lobo Estepario es también mi preferido de Herman Hesse, pero Siddharta cambió mi vida.