jueves, 24 de mayo de 2007

*+Recordar es Vivir+*

Por ahí en algún lugar leía en estos días que psicológicamente ordenamos en nuestras casas las cosas de una manera que nos permita recordar los objetos de mejor manera y que basándose en algunos conceptos de lo que significa la palabra recordar pues también recordar era parte lo que es vivir.

Y durante una semana de mucho caminar y de andar por todo el pueblo diciendo... ese chamo es de Maracay... aquella también... la de franela blanca también... ese de gorra lo he visto en daabar... y después de extrañar todo lo que criticaba venia tipo normal después de clases por el pasillo de odontología y sentado en la escalera al lado de la fotocopiadora (que se llama barbería pero no hay barberos ahí... =S nunca entendí) estaba él.

Su cara me parecía conocida y mientras mis compañeras de clases saludaban a reymundo y todo el mundo yo lo veía desde lejos, era una cara conocidisima pero no recordaba de donde y de un momento a otro paso por mi mente una película de recuerdos... claro estaba muy cambiado, pero era el... era Andrés... el niño de mi primer beso.

Ahí parada viéndolo recordé que estudio piano conmigo, tocaba mucho mejor que yo, el continuo en la escuela de música cuando yo me retire, me acorde cuando tomábamos malta y comíamos papitas durante la clase de coral, también recordé cuando una vez le metimos el pie en las escaleras a el Porf. Hermes y de la vez que le pusimos chicles en el asiento al Prof. de teoría y solfeo y que una vez practicando la sonatina en el primer salón me dio mi primer beso... No lo podía creer era tan extraño... reconocerlo... la ultima vez que supe de el fue cuando a mi amiga la operaron y vi a su mejor amigo en la clínica y le pregunte por el y me dijo que estudiaba odontología y eso fue hace mas de un año.

seguí caminando y mientras mis amigas entraban a la barbería yo lo veía desde la puerta de la fotocopiadora... y luego de mucho recordar fui a "llamar por teléfono a mi papa" en un puesto de teléfonos al lado de donde estaba el... mientras esperaba que me dieran el teléfono me le quede viendo a ver si me reconocía... quería saludarlo... y durante la llamada también... hable como cinco minutos y cuando colgué... sucedió lo esperado, me dijo:
-Hola! ¿te conozco de algún lugar verdad?
* Creo que si, creo que estudiamos música juntos
-Soy Andrés mucho gusto
*MªEugenia aunque creo que ya nos conocíamos

Y entre risas me recordó, pregunto hasta por mi mama... me dijo que estaba muy cambiada y comenzamos a hablar de mi vida y de la suya, de las clases, de la universidad, de Maracay, de la gente, de la música, del piano, de los novi@s, de nuestras familias y hasta de nuestros perros, me acompaño hasta mi facultad y me pidió mi teléfono y quedamos en vernos por ahí en la univ, para salir o lo que sea.. y mientras se iba yo pensaba en todo lo que podemos cambiar con los años y que la gente entra y sale de nuestras vidas y que los reencuentros en los que retomamos una amistad en la que seguimos siendo los mismos pero ya de una manera diferente son los mejores... esas personas que saben tanto de ti pero que a la vez nada...
Definitivamente Recordar es vivir!

5 comentarios:

Jeanfreddy dijo...

¿pistón? ;)

Heddymar dijo...

pues yo me auerdo de este cuentooo!!!! sii tu me contaste como pasó todo amigui te keloo!!!!

Anónimo dijo...

Oye, Disculpa...¿Tu estudias OdontologiA?

*VLNTN*

*+MªEugenia+* dijo...

Jajaja =S Nop! estudio derecho en la republica democratica independiente de san juan de los morros jajaja

* M a r u dijo...

Viva el llano tocaya... De "La Pascua" y de Altagracia yo vengo:)

Gracias por tu visita..
Me encantó tu blog
Un beso
Maru